Make your own free website on Tripod.com

Acoplamiento en paralelo  de alternadores sincrónico

El acoplamiento de dos alternadores entre si o bien de un alternador y de una red trifásica de distribución, se podrá realizar siguiendo el siguiente circuito:

 

En nuestro caso la conexión del alternador a entrar en paralelo se realiza en triángulo porque la tensión de las lámparas y el voltímetro del sincronoscopio es de 220 V

  La maniobra de un paralelo debe satisfacer dos condiciones:

  1)      Que no lleve consigo perturbaciones en el funcionamiento de la instalación

2)      Que se haga sin peligro de deterioro en los aparatos y máquinas.

  Para poder lograr esas condiciones se deben cumplir las siguientes premisas:

  a)      El valor eficaz de la fem. desarrollado  por el nuevo alternador tiene que ser igual a la  tensión de la línea.

b)  La frecuencia de la f.e.m. desarrollada por el nuevo alternador tiene que ser igual a la frecuencia de la tensión en la línea.

c)  La secuencia o sucesión de fases del alternador debe ser la misma que la de la red a la que se va a acoplar.

d)  Que exista correspondencia entre los terminales del alternador a acoplar y los de la red o el alternador al que se acople. Esta condición es consecuencia inmediata de las condiciones b y c.

  Pasos que se deben seguir para cumplir con las premisa s del paralelo

  a) Se pone en marcha el alternador que se va a acoplar a la red, por medio de una maquina impulsora, y se regula su velocidad nominal hasta obtener la velocidad nominal del alternador.

Seguidamente se excita el alternador hasta que el mismo logre la misma tensión que la de la línea.

b) Se regula  mas finamente la velocidad de la maquina impulsora para que el frecuencímetro instalado en el alternador de la misma lectura que el instalado en la red.

Como al variar la velocidad del alternador se varia no solo la frecuencia de la f.e.m. inducida sino también su valor eficaz, se debe proceder a realizar un nuevo ajuste en la intensidad de excitación con el objeto de que se siga verificando la primera premisa.

c) Consiste en acoplar el alternador en el momento en que satisfecha ya las dos condiciones anteriores, la tensión en sus bornes esta en fase con la de línea, para determinar dicho momento se emplean unos aparatos llamados sincronoscopio, de los cuales  el mas sencillo es el sincronoscopio de lampara, constituido por tres lamparas incandescentes.

Para determinar la secuencia de fase con las lamparas se puede utilizar dos métodos denominados:

Método de lámparas encendidas.

Método de lámparas apagadas.

En el primer caso las lamparas se conectan en distintas fases en el instante en que ambas fases coinciden las lámparas quedan encendidas sin que se produzcan en ellas oscilaciones.

En el segundo caso, las lámparas se conectan entre las fases del mismo nombre. Cuando se igualan las fases las lámparas permanecen apagadas.

En nuestro caso el sincronoscopio que se utiliza está compuesto por dos lámparas encendidas y un voltímetro de tensión cero.

Para poder cerrar el interruptor que acopla el alternador a la línea trifásica, utilizando un sincronoscopio de lámpara encendida y apagada, se debe cumplir:

Que dos lámparas estén encendidas con el mismo brillo (lámparas encendidas)

Que una lámpara esté apagada (lámpara apagada)

Que el voltímetro indique tensión cero

Que las tres condiciones anteriores se cumplan para un mismo instante de tiempo.

Nota:

Si no se logra la secuencia el inconveniente se corrige intercambiando entre si dos de las conexiones del alternador.

d)  Esta condición (la de correspondencia) viene implícita en las tres anteriores, ya que si el orden de sucesión de las fases fuera correcto no se cumpliría la tercera condición.